• Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest

TURISMO SOSTENIBLE E INTELIGENCIA SOSTENIBLE DE NEGOCIOS

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest

Share This Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Hablemos un poco de la Inteligencia de Negocios, un concepto que surge alrededor de la década de los 60 hacía el intercambio de información de las organizaciones evolucionando en 1980 hacía modelos informáticos sofisticados para el manejo de datos, y que actualmente junto con opciones tecnológicas acelera y amplifica su importancia y capacidad de análisis. Así, y como lo define Tableu, “la inteligencia de negocios (BI) combina análisis de negocios, minería de datos, visualización de datos, herramientas e infraestructura de datos, y las prácticas recomendadas para ayudar a las organizaciones a tomar decisiones más basadas en los datos.”

La importancia de crear datos apropiados e integrarlos bajo modelos de información que capten su valor, según el objetivo, nos lleva entonces a hablar de la Inteligencia Sostenible de Negocios, que hemos definido en CONEXION2030 como: “El análisis de la sostenibilidad de los negocios, a partir de una estructura organizada de minería de datos, visualización de datos, herramientas e infraestructura de datos, para indicar, monitorear, evaluar, y ajustar las prácticas adecuadas que ayuden a las organizaciones a gestionar sus impactos tomando decisiones basadas en los datos.

Pero el camino a un sistema de inteligencia sostenible empresarial requiere compromisos de corto y mediano plazo, que debemos adoptar con rapidez, si deseamos realmente crear una comunicación clara y transparente con nuestros clientes y comunidades. Y por ello, deseo compartir algunos retos que cualquier organización, no importa su tamaño, puede empezar a integrar para aportar a un turismo más sostenible. En este nuevo ciclo de blogs iremos construyendo paso a paso los principales elementos para aquellas organizaciones que deseen evolucionar su inteligencia de negocios a una inteligencia de sostenibilidad.

“Hoy en día la necesidad por compensar o reducir nuestra huella ambiental es creciente, y seguramente llegaremos a un punto en el que cada producto aportará información de este tipo. Antes de la pandemia, el 40 por ciento de los desechos que recibía el Mediterráneo se generaban solo durante el verano. No podemos seguir así. Todas las campañas y los esfuerzos que se hagan para educar y evitar eso son pocas, y en eso es clave la tecnología, que debe dar un soporte vital a la sostenibilidad; la tecnología es la herramienta que me ayuda a tomar decisiones con más responsabilidad.”

(Natalia Bayona).

 

 

Empecemos con la Minería de Datos: capturemos la esencia sostenible de nuestras organizaciones

Más allá de suponer resultados, la sostenibilidad requiere un compromiso serio e inmediato de monitorear nuestros impactos, y es que a pesar de que las buenas prácticas pueden indicar aportes per se a la sostenibilidad turística, es necesario cuantificar los impactos, por mínimos que sean. Sin datos, es riesgoso comunicar la sostenibilidad organizacional o de los destinos.

Los individuos y organizaciones debemos empezar a establecer una contabilidad de nuestra huella, sistematizar, analizar y reportar nuestros consumos para que dicha información pueda ser agregada y analizada y tener un mejor escenario de la sostenibilidad de nuestros territorios.

Establecer una disciplina juiciosa de captura de datos de forma frecuente, estricta, de calidad, y apropiada, es una tarea que cualquier organización realmente comprometida con la sostenibilidad debe demostrar. Así, un cuaderno, un Excel, o hasta cualquier IoT, son mecanismos que deben integrarse y operarse para asegurar un sistema de minería básico interno.

 ¿Qué datos debería como mínimo una empresa captar para aportar a una inteligencia de sostenibilidad en sus organizaciones?

Es un gran reto, pero al menos las empresas que claman ser sostenibles deben estar cuantificando la demanda de agua, energía, combustibles, generación de residuos sólidos, estructura de compras y generación de empleo, como mínimo. ¿Una tarea difícil? sí, pero requerida.

Los datos básicos deben permitir soportar los mensajes sostenibles de la empresa. Más allá de indicar las buenas prácticas, como viajeros conscientes y responsables, también queremos conocer como esas buenas prácticas han determinado una mayor eficiencia en el uso de recursos y contribuido con el bienestar de colaboradores y comunidad. Esto requiere información cuantificable, más que la retórica usual a un Greenwashing.

¿Cómo aseguro una captura efectiva de mis datos en sostenibilidad?

Pienso que esta es una pregunta adecuada para cualquier organización. Y es que mantener la constancia, calidad y cantidad de datos requeridos para buenos análisis es un trabajo que requiere disciplina.

Primero, debemos tener en cuenta el gran valor que tiene contar con datos efectivos, ¿imagínense ir a su contador sin facturas de compras y gastos?, sin ellos no podrían optar por beneficios tributarios y podrían pagar grandes cantidades en impuestos. Consideramos que en sostenibilidad los datos aun no han captado todo el valor y beneficio, por lo cual es más fácil presentar excusas de no recogerlos adecuadamente: se me olvidó, no tengo contador de agua, se me perdieron las facturas de compra, cambié de colaborador, se equivocaron en el número… He escuchado muchas más, y esto siempre lleva a un detrimento del análisis, y sin un buen análisis no hay buenas decisiones.

Por ello, quiero compartir este mantra para que cualquier organización lo empiece a recitar y comprometerse con una captura juiciosa de sus datos de sostenibilidad:

“Buenos datos me ahorran dinero y maximizan mi capacidad de gestión”

Un sistema a la medida de mis capacidades

La forma de captura de los datos dependerá en gran medida de las dimensiones de la empresa, no importa el tamaño de la organización para asegurar que los datos permitan una lectura constante, segmentada y efectiva. Para ello, lo primero es determinar qué mecanismos de captura de datos existen según la fuente, por ejemplo, para datos de agua y energía, podemos contar con las respectivas facturas, dependiendo de que las mismas ofrezcan lecturas reales, directas y constantes (al menos mensuales), pero contar con lecturas más periódicas ayudará a mejorar el análisis. Así, la captura directa de los contadores de forma diaria, semanal, quincenal o máximo mensual, asegurará una mejor percepción de la dinámica de la operación.

A partir del tipo de mecanismo, hay que elegir quién puede hacerlo, asegurando su presencia y correcta captura, esto determinará la efectividad de dicho dato. La(s) persona(s) responsable(s) debe(n) contar con los mecanismos y conocimiento para capturar el dato, y más allá, entender la importancia del mismo, una gran sensibilidad frente a la relevancia de la tarea apoya su buen desarrollo.

Actualmente la captura de datos es más fácil, ya que existen dispositivos IoT que están en capacidad de realizar estas capturas de forma automática, pero si se encuentran fuera de nuestro rango, tomar una foto del dato de los contadores y enviarla por whatsapp al responsable de sistematizarlo es una manera tan sencilla como escribir el dato con fecha y respectivo contador en un cuaderno, lo que debemos asegurar es que el dato se capture en periodos de tiempo con frecuencia similar, y se capture de forma adecuada.

TURISMO SOSTENIBLE
  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest

Tips captura datos de contadores para energía, agua, combustibles:

  • Capacitar a quién lo haga de cómo se leen los datos de un contador, es un error más frecuente de lo usual registrarlo de forma inadecuada.
  •  
  • Si es posible captar la información por área operativa, especialmente en organizaciones con consumos muy diferenciados por cocina, habitaciones, áreas comunes…
  •  
  • Capturar en un mismo periodo de tiempo y frecuencia (recomiendo que sea entre las 12 y 2 pm ya que usualmente son las horas de check out y al menos cada lunes, cada día sería genial), lo que posibilitará contar con datos respectivos a la demanda.

 Otros registros que debemos manejar en nuestra organización

Registros de residuos sólidos son más retadores, al requerirse su clasificación y peso. Para ello, es realmente necesario contar con equipamiento: balanza, planillas registro, equipo de protección, pero sobre todo claridad de cuándo tomar dichas medidas. Un análisis en este aspecto requiere lograr entender qué tipo de residuos se genera y qué tipo de residuos se disponen, son dos componentes que requieren dos capturas diferenciadas.

La primera se enfoca en pesar los residuos generados: si es posible por área, esto podría ser viable por ejemplo al pesar los residuos antes de su disposición en los puntos de almacenamiento en las áreas operativas: limpieza de habitaciones, cocina, otras áreas, y de forma clasificada. ¿Retador? Si, mucho, pero necesario. Además de lograr pesar los residuos de forma periódica antes de ser entregados a su gestor. Estos datos nos servirán para analizar cómo estamos generando los residuos.

Ahora, cómo los estamos gestando, requiere que nuestros operadores de gestión nos ofrezcan datos de los residuos entregados, esto en caso de reciclaje, compostaje y/o residuos peligrosos. Para los residuos ordinarios podría ser un imposible, pero básicamente es obtener el dato de los residuos dispuestos en canales ordinarios. A veces, no todo lo que separamos va a canales de gestión separados, por ello los datos deben segmentarse.

Ahora, el consumo de combustibles es un tema igualmente complicado, ya que en muchos casos estos no cuentan con contadores, en general es lograr llevar el registro según la dinámica de la operación: compra, recarga, remanente. Por ejemplo, saber cuánto compramos, cuánto recargamos: plantas de energía, tanques, maquinaria; y cuánto queda en almacenaje. Así podremos monitorear de una forma más certera su uso. Los datos se pueden captar por equipo, área operativa o uso.

En temas sociales, es importante contar con perfiles desde los colaboradores hasta beneficiarios de proyectos, incluir datos de edades, género, localidades, poblaciones vulnerables, nivel educativo… ayudará a enfocar los análisis.

En casos de compras, siempre es bueno contar con un perfil de nuestro proveedor: procedencia, tamaño, si cuenta con certificación, naturaleza de la empresa… Y mantener un registro facturado y no facturado de las transacciones, logrando relacionarlas con el tipo de producto y su respectivo proveedor.

Finalmente, la responsabilidad social y empresarial nos debe dar señal de la inversión, tipo de inversión, aspectos, beneficiarios, y demás, para realmente reportar información clara y transparente.

La milla extra

Ahora, un ejercicio que invito a hacer es tomar los residuos de preparación de alimentos, esto podría ser un muestreo periódico, por ejemplo, por temporadas o algunos días en el año, en el que se pueda evaluar el peso de los residuos de alimentos según: los empaques, separar los residuos de la preparación de los residuos de lo que dejan los clientes en platos, y finalmente los residuos de alimentos dañados.

Hacer esta evaluación periódica nos facilitaría entender mejor cómo podemos aportar a la gestión sostenible de los residuos de alimentos, tema clave en el turismo sostenible.

Es un camino que apenas empieza y hay que iniciar

Hay muchos más datos: seguridad, salud, ambiente laboral, contratación. Determinar qué datos y enfocar esfuerzos en su captura, inicia con entender para que los vamos a usar y que valor tendrán. Por ello, empecemos a establecer una disciplina en aquellos datos de los aspectos que sabemos que más impactamos, iniciemos con retomar registros históricos, organizarlos, y establecer el mecanismo más apropiado para la organización que asegure una captura frecuente, de calidad y a la escala de la empresa.

0
(0)

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More To Explore

Translate »

Pin It on Pinterest

Share This